Noticias #CambiemosNosfundió Lunes, 6 de Mayo de 2019

Otro golpe a la clase trabajadora: cerró La Campagnola en San Martín

La firma decidió dejar de operar las dos plantas industriales del este y luego de 70 años, se va de nuestra provincia. La crisis en la que nos sumergió Cambiemos sigue generando desempleo, pobreza y destrucción de las economías regionales.

Lunes, 6 de Mayo de 2019
CTA Mendoza Central de los Trabajadores Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

La crisis en la que sumergió Cambiemos a la Argentina sigue generando destrucción de la industria y caída del consumo interno; por ende, la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo y el crecimiento desmedido de la pobreza. La Mendoza de Alfredo Cornejo no es ajena a esta delicada situación. La última grave noticia llegó desde San Martín: la firma “La Campagnola”, que desde hace setenta años operaba en nuestra provincia, anunció el cierre de las dos plantas industriales en el departamento del este.

De este modo, 130 familias pierden su fuente de ingreso y les será muy difícil recuperarla. Muchos de los trabajadores prestaban servicios en la empresa desde hacía décadas y hoy se encuentran con una situación impensada años atrás.

Las políticas socioeconómicas de Mauricio Macri –y de su socio mendocino Cornejo- están vapuleando no sólo a las Pymes, la clase trabajadora y los sectores más vulnerables, sino también a la industria y las grandes empresas que dependen del consumo interno. En el caso de La Campagnola, no sólo se ven afectados los y las obreras, sino también los productores de la zona que proveían a la firma de materia prima.

Esta incertidumbre y falta de un rumbo que dé impulso a las economías regionales ha condenado la vida de miles de mendocinos y mendocinas. En tan sólo un año, el desempleo en la provincia se duplicó (llegaba al 5,9% en abril) y la tasa es la más alta de Cuyo.

Mientras Macri miente descaradamente afirmando que puso en marcha “la revolución del empleo”, la realidad se lleva puesto al relato que el propio Cornejo se ha encargado de mantener vivo.

Este modelo no se aguanta más: no hay proyecto viable sin la fuerza de la clase trabajadora, la producción y la industria nacional.