Noticias Justicia Lunes, 17 de Diciembre de 2018

La doble moral de un miembro del CLADH: entró a la UNCuyo sin concurso

Federico Morandini, cara visible del organismo que pidió ante la Corte la inconstitucionalidad de los pases a planta acordados en paritarias 2015, ocupa un cargo público al que fue designado “a dedo”. Esta contradicción fue denunciada por el secretario general de la CTA, Gustavo Correa.

Lunes, 17 de Diciembre de 2018
CTA Mendoza Central de los Trabajadores Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

La Suprema Corte de Mendoza resolverá el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Centro Latinoamericano de Derechos Humanos (CLADH) sobre los pases a planta acordados en paritarias 2015, luego homologados por la Legislatura provincial

El director de Relaciones Institucionales y cara visible de ese organismo, Federico Morandini, ocupa una posición incómoda que revela su doble moral: desde 2015 desempeña funciones en la Secretaría de Relaciones Institucionales, Asuntos Legales, Administración y Planificación del Rectorado de la UNCuyo. El rector de la casa de altos estudios, Daniel Pizzi, designó en el cargo al miembro del CLADH “a dedo”, sin haber acreditado idoneidad para ello y mucho menos habiendo accedido por concurso.

A raíz de esta irregularidad, el Secretario General de la CTA de los Trabajadores, Gustavo Correa, solicitó formalmente al máximo tribunal que se incorpore al expediente la particular situación de Morandini, que da cuenta de la improcedencia de su acción. “Especialmente considerando que quienes impulsan este tipo de acciones contrarias al trabajo digno de miles de empleados públicos contradicen lo que plantean con su accionar, ocupando cargos estatales sin acreditar idoneidad en condiciones de suficiente publicidad y habilitando la libre e igual concurrencia de otros profesionales interesados a ocupar los cargos que hoy ostenta”, destaca el documento.

Desde la CTA de los Trabajadores repudiamos el avance del Gobierno de turno, a través de organizaciones que le responden, contra la estabilidad laboral de miles de agentes de la Administración Pública; y rechazamos la doble moral de quienes públicamente hablan de transparencia e institucionalidad, criterios que en los papeles no cumplen.

Seguí leyendo en Noticias